“Ready Player Two” de Ernest Clyne

Publicado por

¡Por fin llego el día en el que volvemos a visitar OASIS! Os hablamos de Ready Player Two, la secuela de la famosísima Ready Player One escrita por Ernest Cline y que es nuestra recomendación de la semana.

Lo primero que recomendamos a los que quieran volver a visitar OASIS es que no esperen encontrar un libro igual que su predecesor. Si bien ambos comparten como hilo conductor una “búsqueda” y sortear una serie de pruebas, el ritmo y el tipo de pruebas no lo son.

Y con esto no decimos que “Ready Player Two” sea peor, sólo que es diferente, y con esa premisa es como os recomendamos que iniciéis la lectura de esta novela, ya que si empezáis a comparar saldrá perdiendo.

La originalidad y el impacto se los llevo Ready Player One, ahora nos toca volver a visitar un lugar que ya conocemos, que sabemos lo que podemos esperar y que por tanto no tendrá el efecto WOW, pero al que siempre es divertido volver.

Así que queridos Gunters, esperamos que os guste volver a OASIS tanto como nos ha gustado a nosotros.

Días después de ganar la competición ideada por James Halliday, el fundador de OASIS, Wade Watts hace un descubrimiento que lo cambia todo. Oculto en las cajas fuertes de Halliday y a la espera de que lo encuentre su heredero, se halla un avance tecnológico que volverá a cambiar el mundo y convertirá a OASIS en un lugar mil veces más asombroso (y adictivo) de lo que Wade jamás habría creído posible. Dicho avance da pie a un nuevo acertijo y a una nueva misión, un último Huevo de Pascua de Halliday que da a entender que existe un misterioso premio. Wade también se encontrará con un nuevo rival muy peligroso, increíblemente poderoso y capaz de matar a millones de personas para conseguir lo que quiere. La vida de Wade y el futuro de OASIS vuelven a estar en juego, pero en esta ocasión también pende de un hilo el destino de la humanidad.

El libro ha sido editado por NOVA en formato tapa blanda con solapas y tiene una extensión de 384 páginas. La traducción corre a cargo de David Tejera Expósito.